Sonríe tras tu revisión dental en Valencia

Cada cuanto tiempo debemos hacernos una revisión dental

Puede que seas de las personas a las que les importa la salud de sus dientes y estás pensando hacerte una revisión dental en Valencia. Pero también puede que no sepas qué tiempo debe pasar entre una revisión y otra. Has llegado al lugar indicado. Hoy nuestros expertos han decidido ayudarte con diferentes consejos. Con estas pautas podrás llevar una adecuada salud bucal.

Si estás interesado en las revisiones dentales y todos los procesos que esto conlleva, sigue leyendo. Aprenderás mucho.

¿Qué es una revisión dental?

Lo que solemos llamar una revisión dental, es aquella cita con un médico profesional del área de odontología. En ella, éste debe hacer una evaluación de la salud de tus dientes y encías. Todo con la intención de detectar qué tratamientos son necesarios para la mejoría de los mismos.

Por lo general, en una revisión dental el odontólogo examina el historial médico de cada persona. Así, puede detectar si hay algún cambio alarmante. Sin embargo, en las revisiones dentales, sobre todo la revisión dental en Valencia de nuestros profesionales se inspecciona cada rincón de la boca con sumo cuidado. Luego se establece una agenda favorable, tanto al odontólogo como al paciente. En ella se llevan a cabo los cuidaos necesarios.

Lo más frecuente, es que luego de una revisión dental se recomiende una limpieza o pulido. También radiografías, si el odontólogo nota algo extraño y tratamientos anti caries si hay algunas presentes. El problema con las revisiones dentales es que muchos no acuden a ellas. La gente sólo va cuando tiene un problema. Cuando considera que es una emergencia y esto, por supuesto, tiene sus consecuencias.

¿Cada cuánto tiempo debes hacerte una revisión dental?

Cada persona es distinta y tiene problemas bucales distintos. Por eso no hay un tiempo exacto para que acudan al odontólogo para una revisión dental. Sin embargo, los profesionales suelen recomendar un aproximado de seis meses.Es  decir, acudir a una revisión mínimo dos veces al año. No obstante, algunos recomiendan acudir cada 4 meses y otros cada año.

Todo dependerá de cómo cuides tu boca. Si llevas el cuidado adecuado, cepillándote y utilizando el hilo dental todos los días, seguramente podrás estar más tiempo sin acudir al odontólogo. Pero, si fumas, bebes, comes alimentos con muchos ácidos o tienes alguna enfermedad cardiaca, diabetes u otras que afecte la salud bucal, seguro tendrás que visitar el dentista con más frecuencia.

Ventajas de hacerte una revisión dental frecuentemente

  • Evitas enfermedades dentales. Si realizas una consulta con verdaderos profesionales estos podrán identificar las enfermedades dentales que posiblemente padezcas y así corregirlas a tiempo.
  • Ayudas al fortalecimiento de tus dientes. Los dientes, al alcanzar cierta edad, se vuelven extremadamente sensibles. Son más propensos a partirse, pero, eso es algo que puedes evitar con tratamientos constantes por parte de tu odontólogo.
  • Retrasas la caída de los dientes. De igual forma, a partir de los 60 años suelen caerse por la debilitación de las raíces y las enfermedades dentales. Si haces por lo menos 2 revisiones dentales al año, lo puedes evitar.
  • Mantienes tus dientes más blancos. Los dientes amarillos son molestos. Con una limpieza constate puedes alejarte de ellos por un largo tiempo.
  • Baja las probabilidades de tener enfermedades cardiovasculares y renales. Los dientes suelen dar señales de otras enfermedades. Si haces las revisiones con un odontólogo con experiencia, notarás la presencia de enfermedades graves a través de tus dientes.
  • Creas una relación de confianza con tu dentista. La confianza es algo que se construye poco a poco en cada consulta. Si te te sometes a revisiones periódicas, tienes la posibilidad de entablar una mejor relación con él.
  • No pierdes tiempo. El tiempo es algo importante que puede perderse con una enfermedad no detectada. Con la revisión periódica, puedes atacar problemas más rápido y evitar perder tiempo.

 

¿Hablamos?