Cepillado fundamental para las bacterias en los dientes

Cómo eliminar las bacterias en los dientes

Para eliminar las bacterias en los dientes es necesario saber que en cada una de nuestras bocas existen miles de variedades de diferentes bacterias. Se encuentran viviendo en la saliva o adheridas a la lengua y las mucosas.

Si no se mantiene un cepillado diario en los dientes, las bacterias se fijan a ellos y crean la placa dental. Ésta contiene millones ellas lo que puede ocasionar la caries. En la clínica dental Sala y Moreno podemos ayudarte a luchar contra las molestas bacterias que causan la gengivitis y otras patologías más graves.

¿Qué son las bacterias en los dientes?       

Las bacterias son microorganismos procariotas, es decir organismos muy pequeoas, diminutos, imperceptibles al ojo humano, constituidas por células que presentan un ADN libre en el citoplasma, en el organismo.

Podemos encontrar las bacterias en la cavidad oral, concretamente en los dientes, ya que necesitan de una superficie dura para poder establecerse, colonizarse.

Las bacterias son las que generan la caries. Un proceso infeccioso en donde varios microorganismos presentes en la placa dentobacteriana, como Streptococcus mutans y Lactobacillus acidophilus, causan ácidos que abordan especialmente el elemento inorgánico del esmalte dental e inducen su desmineralización.

Las bacterias de la placa causan la caries, que se constituye sobre los dientes. Se mantiene de los azúcares que hay en la saliva. Cuando se comen el azúcar producen ácido láctico. Éste es el que destruye el diente, hace que desperdicie poco a poco sus minerales y lo diluye. Si te estás preguntando cómo eliminar las bacterias en los dientes, primero debes conocer bien la causa.

¿Qué enfermedad se genera en las encías?

La enfermedad de las encías es una infección e inflamación de las mismas, que progresa hasta dañar el hueso que rodea y soporta los dientes. Es causada por las bacterias, al formarse constantemente sobre los dientes una película transparente y pegajosa.

Debe limpiarse todos los días con el cepillado y usar además el hilo dental. La placa se almacena, es allí donde las bacterias pueden contaminar a la encía superficial, a los dientes, al tejido gingival y al hueso que sostiene los dientes. Consigue ser una causa de debilitación de los dientes, que caigan y finalmente el dentista los tenga que extraer.

Etapas de la enfermedad de las encías

Existen tres etapas de la enfermedad de las encías, ellas son:

  1. Gingivitis: Esta es la etapa inicial de la enfermedad, es una inflamación de las encías estimulada por el depósito de placa en el extremo de la misma, la cual, al no ser excluida con el cepillado y uso diario del hilo dental, causa toxinas que alteran el tejido gingival, originando gingivitis. Se observa sangrado durante el cepillado, al usar el hilo dental o inclusive de modo directo.
  2. Periodontitis: En esta etapa, el hueso y las fibras que soportan los dientes en su lugar padecen deterioros definitivos. Se conforma un saco debajo de la orilla de las encías, quedando enganchados los alimentos y la placa. El tratamiento es una vigilancia en el domicilio más esmerada, favoreciendo el cuidado hacia daños mayores.
  3. Periodontitis avanzada: En esta etapa final de la enfermedad, se descomponen las fibras y el hueso que mantiene los dientes, haciendo que los dientes se deslicen o se cedan. La mordida puede verse perjudicada, puede ocurrir que el dentista deba extirpar los dientes.

La peridoncia es el tratamiento más efectivo contra los casos más graves de peridontitis avanzada. En la clínica dental sala y moreno te pueden atender los mejores especialistas.

Bacterias en la boca. Síntomas

La enfermedad de las encías puede darse a cualquier edad, es más frecuente en los adultos. Al detectarse en sus primeras etapas, puede restituirse.

Si observa alguno de los siguientes síntomas debe informar a su dentista:

  • Las encías se encuentran enrojecidas, inflamadas o sensibles
  • Cuando se cepilla o utiliza el hilo dental hay sangrado de encías
  • Las encías se han recogido. Se observan las raíces. La apariencia de los dientes son más largos
  • Existen cambios en la manera en que cierran los dientes, cuando se muerde
  • Expulsión de pus entre los dientes y las encías
  • Se distingue habitualmente con el aspecto de los dientes, con el mal aliento o mal sabor en la boca

 

¿Hablamos?