Salud dental durante el confinamiento S&M

Consejos de salud dental durante el confinamiento

La crisis sanitaria derivada de la pandemia del Coronavirus ha provocado que muchas clínicas dentales cierren sus puertas o den servicios limitados. En algunos casos, sólo se atienden casos urgentes debido al alto riesgo que corren sus profesionales, que trabajan con dispositivos que generan aerosoles en la cavidad bucal del paciente y también lo hacen a una distancia de menos de un metro de la boca de sus pacientes. Es por ello que, ahora más que nunca, debemos cuidar nuestros dientes. La prevención es clave en esta situación. Una adecuada salud dental durante el confinamiento, evitará que tengas que visitar al dentista de urgencia. Aquí os mostramos unos consejos para mantener una buena higiene bucal para lo que queda de cuarentena.

Mantener una dieta controlada y saludable

Uno de los efectos destacados del confinamiento es que produce altos niveles de ansiedad. Esto da lugar a un aumento de la ingesta de alimentos que no solemos comer.

Esta situación hace que nuestros dientes estén continuamente expuestos a los azúcares en particular. Los ácidos resultantes producidos por la fermentación de alimentos ricos en azúcar por las bacterias presentes en la placa dental aceleran el proceso de desmineralización del esmalte de los dientes, aumentando el riesgo de caries dental.

Por lo tanto, es importante mantener una dieta sana y equilibrada, teniendo especial cuidado con los alimentos que contienen grandes cantidades de azúcar (como los productos de bollería industrial, caramelos, refrescos azucarados, etc.) y, en la medida de lo posible, reducir o controlar su ingesta para el cuidado de tu salud dental durante el confinamiento.

Cepillarse los dientes con frecuencia

Es importante cepillarse los dientes porque cuando comes, los restos de comida se mezclan con las bacterias dentro de tu boca para formar la placa. Aunque el desarrollo de la placa es un proceso natural, esto puede dañar tus dientes y causar problemas a largo plazo.

Es importante cepillarse los dientes correctamente siguiendo una buena técnica de cepillado. El proceso tiene que empezar suavemente con un movimiento circular. Luego debes ir accediendo a todas las partes de los dientes durante unos minutos. Intenta usar un cepillo de cerdas suaves. De ese modo no causarás ningún daño a los dientes. Los movimientos deben ser pequeños y circulares. La línea de las encías debe cepillarse con cuidado y suavidad.

También es importante cepillarse la lengua. Hágalo con cuidado y suavidad. Le ayudará a mantener la boca limpia.

Durante el confinamiento, es posible que tienda a comer más entre comidas, por lo que cada vez que muerda, le recomendamos que se cepille los dientes inmediatamente después o, al menos, que se enjuague la boca con abundante agua.

Usar hilo dental

Mucha gente no hace uso del hilo dental o sólo lo usan ocasionalmente. Sin embargo, su uso será un elemento importante de la salud dental durante el confinamiento. Además sólo supone unos pocos minutos al día. La limpieza de los dientes con hilo dental es necesaria.

El uso cuidadoso del hilo dental elimina la placa y los restos de comida que el cepillo de dientes no puede alcanzar.

Utilizar productos de higiene bucal con flúor

Cuando se compran productos de higiene bucal, es habitual pensar que todos sirven para el mismo propósito. No obstante, hay muchos productos en el mercado que no contienen flúor, el principal componente para prevenir la caries dental.

El flúor ayuda al proceso de remineralización del esmalte de los dientes. Los hace más resistentes y previene la formación temprana de caries. Además, es un agente antibacteriano por lo que ayuda a prevenir la proliferación de bacterias en la boca.

Cuidar a los niños y su salud dental durante el confinamiento

Nos encontramos en momento en los que los niños pueden estar más nerviosos de lo habitual y pueden incurrir en riesgos. Durante este tiempo de cuarentena debemos estar muy atentos para que los niños no sufran accidentes domésticos como caídas que deriven en golpes en la boca.

Asimismo, esta situación de confinamiento puede ser una oportunidad para educar a los niños sobre la importancia de un buen cuidado bucal. Estar en casa con los más pequeños nos permite asegurarnos de que utilicen una técnica correcta de cepillado y fomentarles los buenos hábitos de higiene bucal.

Visitar al dentista tras el confinamiento

Una vez terminada la cuarentena y ya nos encontremos con la nueva normalidad, le recomendamos que acuda a su dentista. Una revisión de su salud servirá para descartar cualquier tipo de patología bucal que pueda haber surgido durante el confinamiento. Contacte con nosotros ante cualquier duda y siga los protocolos establecidos

× ¿Hablamos?