pedir cita con el dentista en valencia

Año nuevo, ¡dientes nuevos!

Un nuevo año acaba de comenzar, así que es momento de realizar la respectiva lista de los propósitos que se desean cumplir en este nuevo año, lleno de oportunidades, aprendizajes, experiencias y un sin fin de nuevas metas.

Empezar a hacer ejercicio, ser más ordenado, buscar un nuevo trabajo o ser más expresivo, son varios ejemplos de las metas personales que nos proponemos cada año.

Sin embargo, a pesar de que éstas tengan que ver con la salud mental, también debemos encargarnos de proponernos metas de salud física, como por ejemplo, recordar que debemos hacernos revisiones con el doctor para verificar que seguimos estando sanos y que no hay ningún peligro en nuestro cuerpo.

Sala & Moreno, la clínica dental de Valencia, nos propone una excelente meta para este nuevo año que tiene que ver con nuestra salud física: ¡visitar al dentista!

No te olvides del dentista

Se sabe que todas aquellas enormes y largas listas de propósitos y metas que realizamos cada año, las olvidamos a la mitad de enero.

Mucho más cuando comenzamos a repasarla y a pensar que muchas de aquellas metas no son tan importantes, o que no tenemos tiempo para realizarlas. Incluso el miedo es un factor que influye en el incumplimiento de estas metas.

Ir al dentista forma parte de estos propósitos que olvidamos al cabo del primer mes del año. Advertencia: ¡no lo hagas!

  Por eso recomendamos que, ahora que apenas está comenzando un nuevo año, aproveches la oportunidad de visitar al dentista y verificar que todo esté bien y sano con tus dientes.

Además, es necesario hacerlo para prevenir cualquier problema que pueda ocurrir, puesto que la salud bucal es una de las que más corre peligro debido a la cantidad de alimentos que ingerimos, los cuales no sabemos con exactitud de dónde provienen y por dónde han pasado.

O simplemente somos amantes del dulce y la navidad y la víspera de año nuevo fueron el momento perfecto para terminar de desarrollar (o comenzar el proceso de) unas cuantas caries, que son las más comunes y las que más aman fastidiar nuestra dentadura.

Una vez que hayamos visitado a nuestro dentista y nos hayamos asegurado de que estamos libres de problemas en nuestros dientes, actualmente y a futuros, ahora nos toca asumir la responsabilidad de mantenernos de esta manera y no estropear nuestra tan importante salud bucal.

Que hayamos visitado la clínica dental y los resultados hayan sido positivos, no quiere decir que somos libres de hacer lo que queramos con nuestros preciados dientes, porque esta salud bucal no se mantiene sola ni mucho menos es inmune a las infecciones. Queda de nuestra parte cuidarla, mantenerla y asegurar que estamos haciendo lo correcto con ella.

Es decir, es momento de cuidar lo que ingerimos. Las frutas y vegetales son muy favorables tanto para nuestros dientes como para nuestro cuerpo, así que debemos comenzar por ahí.

Los productos que contengan tabaco son terriblemente dañinos para los dientes (y para el cuerpo también), así que es momento de reducir su consumo, o incluso, eliminarlo.

El alcohol resulta tener el mismo efecto negativo que el tabaco, así que debemos tener mucho cuidado con su consumo.

Cepillarse es incluso más importante que todo lo demás, así que debemos entender que cepillarse los dientes por lo menos dos veces al día e incluso usar hilo dental al menos una vez diariamente, es fundamental para mantener una buena higiene dental y por consecuencia, una correcta salud bucal.

 

¿Hablamos?