Sonrisa de limpiezas dentales

La importancia de las limpiezas dentales

¿Te has hecho una limpieza dental este año? Las limpiezas dentales realizadas por un profesional no sirven solamente para mantener tu sonrisa brillante. Las limpiezas dentales tienen un impacto significativo en tu salud general. La falta de higiene bucal se ha relacionado con varias enfermedades graves. Los problemas médicos y dentales asociados incluyen pérdida de hueso, enfermedades cardiovasculares, accidentes cerebrovasculares, cáncer y muchos otros problemas.

El cepillado y el uso de hilo dental en casa son esenciales. No obstante, para asegurarte de que tus dientes estén sanos y completamente limpios, debes programar revisiones periódicas con tu dentista y limpiezas dentales anuales con tu higienista dental. A continuación te mostramos cinco razones por las que las limpiezas dentales periódicas son tan importantes.

Mejore su salud en general

Los estudios han demostrado una conexión entre la salud oral y la salud general. Las limpiezas dentales regulares pueden ayudar a reducir el riesgo de algunas enfermedades, como las enfermedades cardíacas y los accidentes cerebrovasculares. Muchas enfermedades, algunas de las cuales ponen en peligro la vida, pueden detectarse por tu dentista en sus primeras etapas durante un examen bucodental rutinario. También se reduce la posibilidad de derrames cerebrales.

Asimismo, durante una limpieza dental profesional, es fácil que tu dentista detecte los primeros signos de problemas como empastes rotos y fracturas.

Detener la pérdida de los dientes

Por otro lado, debido a que una las limpiezas dentales ayudan a prevenir la enfermedad de las encías. La enfermedad de las encías, que comienza con la acumulación de placa, es una causa importante de pérdida de dientes en los adultos. A medida que la enfermedad de las encías avanza, la placa se desplaza más hacia abajo del diente donde puede destruir el hueso de soporte en la mandíbula, causando que los dientes se aflojen y se caigan. Afortunadamente, la posibilidad de que esto le suceda puede reducirse en gran medida mediante limpiezas dentales regulares combinadas con buenos hábitos de higiene oral.

Prevenir las caries

La película blanquecina que se acumula en los dientes se llama placa y es la principal causa de caries. Esta sustancia ácida corroe el esmalte del diente y, si se deja desatendida, puede provocar caries. La placa se puede eliminar mediante el cepillado, el uso de hilo dental y las limpiezas dentales.

Ilumina tu sonrisa

Beber café, té y vino o usar tabaco puede manchar los dientes. Una limpieza dental puede eliminar las manchas acumuladas y dejarle los dientes recién pulidos. ¿El resultado? Una sonrisa más blanca y brillante. Tu higienista dental puede eliminar la mayoría de las manchas de tus dientes. Así tendrás una sonrisa más brillante y blanca.

Refresca tu aliento

Una buena higiene oral es la mejor manera de prevenir el mal aliento persistente. Aunque te cepilles y uses el hilo dental con regularidad, hacer una limpieza es una excelente manera de mantener tu boca sana y sin olores.

Además de todos estos motivos, debes tener en cuenta que las limpiezas dentales le dan a tu dentista o higienista la oportunidad de comparar el estado de tu salud bucodental con el de visitas anteriores. Si tu evolución no fuera la adecuada, quizás se pueda reconducir la situación con una intervención inmediata. Los chequeos y limpiezas dentales regulares ayudan a prevenir y resolver el mal aliento persistente. Por ello te recomendamos que dejes pasar el tiempo y pidas cita con profesionales. Tu salud es importante.

¿Hablamos?